Google+ seguidores

jueves, 6 de junio de 2013

NORMAS APA, Ejemplos para citar fuentes

Normas APA Formas de citar revistas, libros y medios electrónicos:

· Publicaciones periódicas (revistas)
Autor, A.A. (año). Título del artículo. Título de la revista, vol., páginas.
· Publicaciones no periódicas (libros)

Autor, A.A. (año). Título de la obra. Lugar de publicación: Editor o casa publicadora.

C. Ejemplos de referencia a libros
· Cone, J.D., & Foster, S.L. (1993). Dissertations and theses from start to finish: Psychology and related fields. Washington, DC: American Psychological Association.
Libro con nueva edición:

Mitchell, T.R., & Larson, J.R., Jr. (1987). People in organizations: An introduction to organizational behavior (3rd ed.). New York: McGraw-Hill.
Libro con autor colectivo (agencia de gobierno, asociaciones, institutos científicos, etc.): American Psychological Association. (1994). Publication Manual of the American Psychological Association (4th ed.). Washington, DC: Author.
· Cuando el autor y editor son los mismos, se utiliza la palabra Author para identificar la casa publicadora.

Recursos de los servicios de INTERNET

La 4ta. Edición del manual de estilo según APA fue publicado antes de la aceptación universal de los protocolos de INTERNET (http, telnet, etc.) y el desarrollo de este medio a través del World Wide Web (www).
Los ejemplos a continuación están basados en un modelo que se ha propuesto para redactar aquellas referencias que provienen del Internet:

Formato básico
Autor de la página. (Fecha de publicación o revisión de la página, si esta disponible). Título de la página o lugar. [Medio utilizado]. Editor de la página, si está disponible. [Fecha de acceso].

Ejemplos:

Pequeroles, J. (1997, junio 28). Las grandes ballenas. [En línea]. Mare Nostrum. < http://www.conexis.es/~mpontes/ballenas.htm> [1999, febrero 9].

Ribera, R. (1996, marzo 19). Para una historización de la globalización. [En línea]. La UCA de Managua. < http://www.uca.ni/ellcuria/globo.htm> [1999, febreo 9].

miércoles, 8 de mayo de 2013

"El desafío ético de la globalización, Zygmunt Bauman


Zygmunt Bauman, “EL desafío ético de la globalización”, artículo diario El país.

El desafío ético de la globalización
Zygmunt Bauman (profesor de sociología en la Universidad de Leeds y la Universidad de Varsovia)
20 de Julio de 2001. Artículo publicado en el diario EL PAÍS
“Globalización” significa que todos dependemos unos de otros. Las distancias importan poco ahora. Lo que suceda en un lugar puede tener consecuencias mundiales. Gracias a los recursos, instrumentos técnicos y conocimientos que hemos adquirido, nuestras acciones abarcan enormes distancias en el espacio y en el tiempo. Por muy limitadas localmente que sean nuestras intenciones, erraríamos si no tuviéramos en cuenta los factores globales, pues pueden decidir el éxito o el fracaso de nuestras acciones. Lo que hacemos (o nos abstenemos de hacer) puede influir en las condiciones de vida (o de muerte) de gente que vive en lugares que nunca visitaremos y de generaciones que no conoceremos jamás.
Seamos conscientes o no, éstas son las condiciones bajo las que hacemos hoy nuestra historia común. Aunque buena parte (y muy posiblemente toda o casi toda) la historia que se va tejiendo dependa de decisiones humanas, las condiciones bajo las que se toman estas decisiones escapan a nuestro control.
Una vez derribados la mayoría de los límites que antes confinaban nuestra potencial acción a un territorio que podíamos inspeccionar, supervisar y controlar, hemos dejado de poder protegernos, tanto a nosotros como a los que sufren las consecuencias de nuestras acciones, de esta red mundial de interdependencias.
No se puede hacer nada para dar marcha atrás a la globalización. Uno puede estar “a favor” o “en contra” de esta nueva interdependencia mundial. Pero sí hay muchas cosas que dependen de nuestro consentimiento o resistencia a la equívoca forma que hasta la fecha ha adoptado la globalización.
Hace sólo medio siglo, Karl Jaspers podía aún separar limpiamente la “culpa moral” (el remordimiento que sentimos cuando hacemos daño a otros seres humanos, bien por lo que hemos hecho o por lo que hemos dejado de hacer) de la “culpa metafísica” (la culpa que sentimos cuando se hace daño a un ser humano, aunque dicho daño no esté en absoluto relacionado con nuestra acción). Esta distinción ha perdido su sentido con la globalización. La frase de John Donne “no preguntes nunca por quién doblan las campanas; están doblando por ti” representa como nunca la solidaridad de nuestro destino, aunque todavía esté lejos de ser equilibrada por la solidaridad de nuestros sentimientos y acciones.
Cuando un ser humano sufre indignidad, pobreza o dolor, no podemos tener certeza de nuestra inocencia moral. No podemos declarar que no lo sabíamos, ni estar seguros de que no hay nada que cambiar en nuestra conducta para impedir o por lo menos aliviar la suerte del que sufre. Puede que individualmente seamos impotentes, pero podríamos hacer algo unidos. Y esta unión está hecha de individuos y por los individuos.
El problema es, como alegaba Hans Jonas, otro gran filósofo del siglo XX, que, aunque el espacio y el tiempo ya no establezcan límites a las consecuencias de nuestras acciones, nuestra imaginación moral no ha ido mucho más allá del ámbito que tenía en los tiempos de Adán y Eva. Las responsabilidades que estamos dispuestos a asumir no se han aventurado tan lejos como la influencia que nuestra conducta diaria ejerce sobre las vidas de personas cada vez más lejanas.
El “proceso de globalización” significa que esa red de dependencias llega a los más remotos recovecos del planeta, pero poco más (por lo menos hasta ahora). Sería muy prematuro hablar de una sociedad global o de una cultura global, y más aún de una política o un derecho globales. ¿Está surgiendo un sistema social global en ese extremo último del proceso de globalización? Si tal sistema existe, no se parece a los sistemas sociales que solemos considerar normativos. Solíamos pensar en los sistemas sociales como una totalidad que coordinaba y adaptaba todos los aspectos de la existencia humana a través de mecanismos económicos, poder político y patrones culturales. Hoy día, sin embargo, aquello que se solía coordinar al mismo nivel y dentro de una misma totalidad ha sido separado y situado en niveles radicalmente diferentes.
La globalidad del capital, las finanzas y el comercio (esas fuerzas decisivas para la libertad de elección y la eficacia de las acciones humanas) no se ha emparejado a una escala semejante con los recursos que la humanidad ha desarrollado para controlar las fuerzas que rigen las vidas humanas. Y lo que es más importante, la globalidad no se ha igualado con una escala global semejante de control democrático.
De hecho podemos decir que el poder ha “volado” de las instituciones desarrolladas a lo largo de la historia que, en los Estados nacionales modernos, solían ejercer un control democrático sobre los usos y abusos del poder[psg1] . La globalización en su forma actual significa pérdida de poder de los Estados nacionales y (por el momento) ausencia de cualquier sustituto eficaz.
Ya en otra ocasión, los actores económicos efectuaron una desaparición a lo Houdini semejante a ésta, aunque, evidentemente, a una escala mucho más modesta que la que se ha efectuado en nuestra era de la globalización. Max Weber, uno de los analistas más agudos de la lógica de la historia moderna (o de la falta de ella), observó que lo que marcaba el nacimiento del nuevo capitalismo era la separación de la actividad económica de lo doméstico[psg2]  (donde lo “doméstico” significaba la densa red de derechos y obligaciones mutuas mantenidos por las comunidades rurales y urbanas, por las parroquias o los gremios de artesanos, en las que familias y vecinos habían estado estrechamente envueltos). Con esta separación (mejor llamarla “secesión” en honor de la antigua alegoría de Menenio Agripa), el mundo de los negocios se aventuró por una auténtica tierra fronteriza, una tierra de nadie libre de problemas morales y restricciones legales y pronta a ser subordinada al código de conducta propio de la empresa.
Como ya sabemos, esta extraterritorialidad sin precedentes de la actividad económica condujo en su momento a un espectacular avance de la capacidad industrial y al acrecimiento de la riqueza. También sabemos que, durante casi la totalidad del siglo XIX, esa misma extraterritorialidad redundó en mucha miseria humana, en pobreza y en una casi inconcebible polarización de las oportunidades y niveles de vida de la humanidad.
Por último, también sabemos que los Estados modernos entonces emergentes reclamaron esa tierra de nadie que el mundo de los negocios consideraba de su exclusiva propiedad. Los organismos que establecen las normas del comportamiento de los Estados invadieron aquel espacio hasta que, no sin vencer una resistencia feroz, se lo anexionaron y colonizaron, llenando así el vacío ético y mitigando sus consecuencias más desagradables para la vida de sus súbditos o ciudadanos.
La globalización se puede considerar como la “segunda secesión”. Una vez más, el mundo económico se ha escapado del confinamiento doméstico, aunque esta vez el hogar que se ha abandonado es el moderno “hogar imaginario”, circunscrito y protegido por los poderes económicos, militares y culturales del Estado nacional, a los que se suma la soberanía política. De nuevo, el ámbito económico ha conseguido un “territorio extraterritorial”, un espacio propio por el que pueden andar, tumbando con toda libertad los pequeños obstáculos levantados por las débiles potencias de lo local y tratando de sortear los obstáculos construidos por los fuertes, y donde pueden perseguir sus fines pasando por alto o dando de lado el resto de los fines, a los que consideran irrelevantes económicamente y por tanto ilegítimos. Y una vez más observamos unos efectos sociales semejantes a aquellos que, en tiempos de la primera secesión, tropezaron con la repulsa social, sólo que esta vez a una escala inmensamente mayor, global (como la segunda secesión en sí).
Hace casi dos siglos, en plena primera secesión, Karl Marx acusó de “utópicos” a aquellos que abogaban por una sociedad mejor, más equitativa y justa y que tenían la esperanza de lograrlo deteniendo en seco el avance del capitalismo y volviendo al punto de partida, al mundo pre-moderno del ámbito doméstico y los talleres familiares.
No había vuelta atrás, insistía Marx; y, al menos en ese punto, la historia le dio la razón. Cualquier tipo de justicia y de equidad susceptible de arraigar hoy día tiene que partir del punto en que unas transformaciones irreversibles han llevado ya a la condición humana.
Una vuelta atrás de la globalización de la dependencia humana, del alcance global de la tecnología y de las actividades económicas es imprevisible con toda seguridad. Respuestas como “pongamos las carretas en círculo” o “volvamos a las tiendas de campaña tribales” (nacionales, comunitarias) no servirán. No se trata de cómo remontar el río de la historia, sino de cómo luchar contra su contaminación y canalizar sus aguas para lograr una distribución más equitativa de los beneficios que comporta.
Y otro punto que es necesario recordar: sea cual fuere la forma que adopte el control global sobre las fuerzas globales, no puede ser una copia ampliada de las instituciones democráticas desarrolladas en los dos primeros siglos de la historia contemporánea. Dichas instituciones se hicieron a la medida del Estado nacional, que entonces era la 'totalidad social', de mayor tamaño y que más abarcaba y son particularmente poco aptas para ser ampliadas hasta una escala global.
El Estado nacional no era tampoco una hipérbole de los mecanismos comunitarios sino que, por el contrario, era el producto final de formas radicalmente nuevas de convivencia humana, así como de solidaridad social. Tampoco fue el resultado de una negociación y un consenso logrado tras una dura negociación entre comunidades locales. El Estado nacional, que finalmente proporcionó la tan buscada respuesta a los desafíos de la “primera secesión”, surgió a pesar de los obstinados defensores de las tradiciones comunitarias y mediante la progresiva erosión de las ya escuálidas y menguadas soberanías locales.
Toda respuesta eficaz a la globalización no puede más que ser global. Y el destino de semejante respuesta global depende de que surja y arraigue un ámbito político global (entendido como algo distinto de “internacional” o, para ser más precisos, interestatal). Es este ámbito político el que hoy brilla por su ausencia.
Los actuales actores mundiales se niegan abiertamente a establecer dicho ámbito. Sus adversarios visibles, entrenados en el viejo y cada día menos eficaz arte de la diplomacia entre Estados, parecen carecer de la habilidad necesaria y de los recursos indispensables para lograrlo. Se necesitan nuevas fuerzas para establecer y dar vigor a un foro auténticamente mundial adecuado a la era de la globalización, y éstas sólo se harán valer evitando a unos y otros.
Ésta parece ser la única certeza. El resto depende de nuestra inventiva compartida y de la práctica política del tanteo. Al fin y al cabo, muy pocos pensadores, si es que hubo alguno, fueron capaces de prever en plena primera secesión la forma que adoptaría finalmente la operación encaminada a reparar los daños. De lo que sí estaban seguros era de que una operación de esa clase era la necesidad más imperiosa de su tiempo. Todos estamos en deuda con ellos por esa clarividencia.

 [psg1]En La globalización El Estado como institución, ya deja de ser la fuente de poder nacion al. Las decisiones, epsecialmente, econômicas se toman a nível global
 [psg2]Separación de la actividad econômica de lós doméstico.
¿Cómo se vê reflejada la globalización em la actualidad en la vida cotidiana? (presentar informe escrito y exponer ante El curso)
¿Cómo afecta a la educación parvularia –o educadora de párvulos- la globalización.
¿Cuáles son lãs características de la globalización?
Imagínese un parvulario Del futuro. Descríbalo con todo detalle.
¿Cuáles han sido lãs consecuencias de la globalización para lãs famílias?
¿Cómo será la vida familiar en el futuro?
¿Qué preparación deberan tener lós niños em el futuro para enfrentar la globalización?
¿Cuáles son las consecuencias positivas y negativas de la globalización? 

El cambio en la sociedad de la información, su plataforma e impacto en la educación


Alumnas: 
Les dejo este documento escrito en el contexto del Magister en Ciencias de la Educación. Puede servir para agregar un aporte al tema de la globalización y sus repercusiones en la educación.
   
Título: El cambio en la sociedad de la información, su plataforma tecnológica e impacto en la educación.
Lo que Alvin Toffler[1] proyectó para el futuro es hoy una realidad. La sociedad globalizada conectada por la tecnología en tiempo real, es lo que se ha llamado “carretera de la información”. En esta sociedad de la información el cambio está instalado y mediado justamente por la impacto de la tecnología en todos los ámbitos de la vida humana. Esto incluye, por supuesto, la educación.
En Chile durante el gobierno Ricardo Lagos se creo “enlaces” con lo que quiso darse cuenta, justamente de la necesidad de que las escuelas de país estuvieran  a la altura del desarrollo científico tecnológico. Enlaces representó un aporte en el sentido de entregar a los estudiantes el acceso a las tecnologías de la información. Con ello se postulaba que se reduciría  la gran brecha existente entre estudiantes más pobres y aquellos que, por sus medios económicos, podían acceder a los nuevos adelantos.
Si bien, esto significó un adelanto, pereciera ser, que finalmente, tal esfuerzo no tuvo el resultado esperado. Se puede plantear la una explicación tentativa de que uno de los problemas fue, que los profesores no estaban preparados para enfrentar dicho cambio, ni tenían las habilidades técnicas para enfrentar el cambio tecnológico. Así, en muchos casos, se implementó la tecnología, sin embargo, los sistemas educativos, llámense escuelas, colegios, siguieron, y siguen, siendo administrados con modelos antiguos de administración, que no dan cuenta de el cambio ocurrido en la sociedad y de la nueva forma de gestión.
Efectivamente, el mundo cambió, y está en proceso de vertiginoso cambio. Esto hace que los sistemas sociales sean altamente inestables. Eso genera, además, una presión constante sobre los sistemas educativos.
En nuestro país, los adolescentes han estado protestando, tomándose los colegios, saliendo a la calle, pues quieren recibir una mejor educación. Ellos intuyen que no están recibiendo lo que debieran (esto sin considerar el alto costo que se debe pagar por la educación en Chile). Efectivamente, dados los cambios socio-culturales que son producto de la globalización, la educación chilena aún está al debe. Esto lo dicen incluso las mediciones internacionales.  Pero no se trata sólo de una asunto de medición, el problema es mucho más profundo y dice relación con el concepto de aprendizaje, el papel que debiera jugar el profesor de acuerdo a las nuevas teorías del aprendizaje y, finalmente, del papel que debe jugar el estudiante en las nuevas aulas que a las que debiera dar lugar esta nueva sociedad del conocimiento. 
Efectivamente, Maturana plantea al principio de su texto[2], que lo de debe cambiar es nuestro concepto del aprendizaje y, entiende a este, como un elemento fundamental que le permitirá el hombre del siglo 21 entenderse a sí mismo. Por supuesto, aprendizaje define desde su fondo biológico y cibernético. Esto es, como un sistema que considera la totalidad del ser humano en su contexto social. Este es una de los conceptos que tiene cambiar en las aulas de “construcción del conocimiento”. El conocimiento como fue entendido en la modernidad como herencia del cartesianismo, es superado en este nuevo modelo. El conocimiento ya no es lineal, sino holístico y las interacciones son en todas las direcciones.
Según Fullan[3], son tres los aspectos que deben cambiar para que cambie la educación: 1) Los nuevos materiales educativos; 2) los comportamiento/prácticas docentes; 3) creencias y entendimiento de los profesores. Justamente, lo que mencionamos antes se refiere a los conceptos, ideas, modelos que no cambiaron en la educación chilena, a pesar de la introducción de la nueva tecnología.
Para que el cambio sea efectivo expresa el autor antes mencionado no es suficiente la introducción de la nueva tecnología, se requiere también de una cambio en la cultura organizacional al interior de la escuela. Allí es donde los esfuerzos de cambios se hacen estériles. Por eso mismo, hoy se habla de “gestión del conocimiento”. La cual considera al conocimiento de las personas como un activo intangible de gran valor. Este conocimiento de debe gestionar para explicitar el conocimiento implícito en la organización por medio de la interacción, para así otorgarle mayor valor al servicio educativo que se entrega. Este último concepto, derechamente considera el lenguaje de la empresa como parte de las instituciones educativas. Es que el concepto de “gestión del conocimiento” nace en dicho contexto.
Parte del cambio organizacional considera transformar la organización en organizaciones que aprenden, esto es, en redes de comunidades de aprendizaje, en la cuales el trabajo en equipo juega un papel fundamental. Ello implica la colaboración e interacción.
En ese contexto el estudiante juega un papel activo, que implica conceptos como retroalimentación, reflexión y revisión. Esto, pues ellos deberán estar preparados para responder a la sociedad de la información.
Este cambio, acota Fullan, es a nivel individual donde ocurre o no ocurre. De allí que para implantar dichos cambios haya que darse tiempo para que los profesores le encuentren sentido a los cambios, tanto de tecnología como de programas o, de las ideas.  
Bibliografía/Linkografía:
·         Fullan, Michel. Technology and the problema of change. December 1999. Pdf. Disponible en internet: http://www.michaelfullan.ca/Articles_98-99/12_99.pdf
·         Fullan, Michel. Los nuevos significados del cambio en la educación. Barcelona: Ediciones octaedro. 2002. Cap.3: El sentido del cambio educativo.
·         Maturana, Humberto. El árbol del conocimiento. Pdf. Introducción y caps. 1,2. Disponible en internet: http://www.quedelibros.com/libro/50949/El-Arbol-Del-Conocimiento-pdf.html
·         http://www.cepal.org/dds/noticias/paginas/2/41012/TIC-sistema-educativo-chileno-Ignacio-Jara.pdf


[1] Toffler, Alvin. La tercera ola. Barcelona. Plaza y Janés Editores S.A. 1980. p.215.
[2] Maturana, Humberto. El árbol del conocimiento. Pdf. Disponible en internet. Introducción y caps. 1,2.
[3] Fullan, Michel. Technology and the problema of change. December 1999. Pdf. 

miércoles, 1 de mayo de 2013

PAUTA DE EVALUACIÓN DE ENSAYO GUIADO

Alumnas: Les dejo la pauta de corrección y a la vez, la pauta para elaborar el Ensayo Guiado para el 23 de Mayo. Durante las clases entregaré más indicaciones al respecto.
El tema es el mismo tema que estamos tratando en la clase. Deben usar los mismos materiales que hemos usados durante el curso. Se trata de las problemáticas que enfrenta la educación en Chile. Además, del tema de la globalización y la crisis de la sociedad actual y de cómo esto afecta a la educación.


PAUTA DE EVALUACIÓN DE ENSAYO GUIADO
NOMBRE DE EL/LA ESTUDIANTE:
CRITERIO
PUNTAJE
PJE ALUMNO/a
Escriba ensayo en que se reflexione sobre el tema que le propone el profesor.  
4 pts

Extensión máxima: Cuatro páginas. (capacidad de síntesis).
2 pts

Tamaño fuente, Arial 12
1 pts

interlineado  1,5. Color negro
2 pts

Totalmente justificado a 2 cm
2 pts

Tamaño carta
2 pts

Incluir portada (Membrete, Título, nombre institución, profesor, alumno/a, fecha
2 pts

Los elementos conceptuales del material de estudio entregado y otros aportes bibliográficos, son una elaboración intelectual y por lo tanto, se deben citar en sus referencias bibliográficas
4 pts

Las citas bibliográficas y de recursos de Internet, deben efectuarse según las normas APA.  
4 pts

Redacción
2 pts

Coherencia
2 pts

Originalidad
4 pts

No se aceptan copias textualmente de párrafos o frases de otros autores, en los análisis y conclusiones, respecto del tema en discusión. (copia menos 10 puntos) . Tampoco serán aceptadas las copias de trabajos publicados en Internet o cualquier otro medio.
(-10 pts)

Total
31 pts

martes, 9 de abril de 2013

jueves, 21 de marzo de 2013

FECHAS DE PRUEBAS 2014


Jueves 24 de Abril. I Certamen parcial. 30%
Jueves 22 de Mayo Ensayo sobre tema del curso.20%
Jueves 03 de Julio. Trabajos en clases. 20%
Jueves  26 de Junio II Certamen. 30%
Jueves 10 julio Pruebas globales recuperativas.
Examen final 14-26 Julio.

Término primer Semestre Sábado 26 de Julio

miércoles, 28 de marzo de 2012

Les dejo mi opinión sobre el tema de calidad de la educación


Análisis personal y crítico sobre la calidad de la educación en el contexto socio-político de la sociedad chilena del 2011
“los ciudadanos que piensan, que se comprometen y que actúan, contribuirán a construir una escuela mejor para una sociedad más justa. Los ciudadanos críticos ponen en tela de juicio la situación actual y, a través de su comprensión, intentan mejorarla. Interesa que la escuela sea una institución que ayuda a desarrollar las capacidades de todos los individuos, pero también que construya una sociedad más equitativa y mas hermosa. Para ello, la escuela no solo necesita enseñar. Necesita aprender tanta cosas…” (Santos Guerra, M.A., 2006)
Qué duda cabe. La actual crisis social que enfrenta la sociedad chilena, no es un tema sólo político. Es mucho más eso. Si bien ha sido el Gobierno de derecha del presidente Sebastián Piñera quien ha tenido que enfrentarlo; sin embargo, las protestas de los estudiantes, dicen relación con la calidad, la equidad y el acceso a la educación. Expresa Edmundo Pablo Leiva Lobos (2011):
“Lo claro es que la cultura del dinero se reproduce en nuestras vidas de manera penetrante y silenciosa. Sin embargo, hoy ciudadanos comunes y corrientes expresan que sus vidas están siendo amenazadas por los mercados, por los políticos que olvidan sus promesas y por el sistema financiero que los asfixia. En particular, el sistema universitario permite hipotecar los sueños de nuestros jóvenes con tasas de interés usureras. Por otro lado, la última encuesta de la OCDE indica que el 43% de los chilenos acusa problemas para vivir con lo que ganan. Ambos hechos perjudican la calidad de vida de las personas”
Esta no es una crisis cualquiera. Me recuerda a las protestas universitarias en los años 80 antes de la caída del régimen militar. Lo dirigentes estudiantiles universitarios de aquella época, canalizaron en dicha oportunidad las inquietudes de la sociedad chilena que no deseaban seguir viviendo en un régimen autoritario. Ahora, no sólo son los universitarios, ni los partidos políticos. Son los estudiantes secundarios, los universitarios, profesores/as, inclusive rectores. Con una representatividad muy amplia de todos los sectores de la sociedad chilena. Estas protestas son contra el sistema que ha imperado en Chile desde el Gobierno Militar y que la Concertación de Partidos Por la Democracia, en todos sus gobiernos fue incapaz de cambiar. Ello, a pesar todas las mejoras que introdujeron en el sistema.
Hay otro elemento interesante en estas protestas. Son organizadas, con jóvenes interconectados, creativas, y descentralizadas. Efectivamente, los jóvenes de los diferentes niveles de la educación chilena están altamente organizados, y, todos, conectados virtualmente a través de internet. Manejan información, reciben información, toman decisiones, no se dejan manipular. También hemos asistido a protestas distintas a las que habitualmente se daban en nuestro medio. Ellos utilizan formas creativas (Chernín, 2011)  para protestar, organizan maratones, puestas en escena masivas, besos masivos, disfraces, etc. Eso habla justamente de la novedad de este tipo de protesta. Habla del compromiso que tienen los jóvenes con la educación, con acabar con el lucro que se evidencia en ella, su compromiso está con la educación, su calidad, su equidad y participación en ella.
Hoy también está claro que el pensamiento no es algo que sucede en los estrechos límites de la ”razón”. El ser humano piensa-utilizando su razón- desde su contexto, su situación, desde su epidermis. No sólo prensamos los procesos sociales y políticos, nos duele la historia, la economía, la educación. Esta se nos mete en la piel, se mete en la sangre, nos altera el ánimo y llega hasta el alma.
Las protestas estudiantiles le han dado un golpe a la cátedra a quienes “piensan” la educación. Pues han puesto en el tapete algo que los expertos de la OCDE (Brunner,2009)  - especialistas extranjeros - nos vinieron a decir: la educación en Chile tiene serios problemas en cuanto a su calidad, equidad y alta discriminación. El problema es real, urgente. No se puede esperar. La sociedad chilena ha esperado demasiado. No se puede esperar el cambio de ministro, ni sus habilidades para abrir el diálogo entre los distintos representantes de las inquietudes de la sociedad chilena. No es sólo que los estudiantes sean intransigentes en sus posturas. El momento es ahora, el gobierno del presidente Sebastian Piñera tiene una ocasión histórica para hacer cambios sustanciales en lo que ha sido la desmedrada educación en chile.
Urrutia (2011), en su artículo indica que en términos de políticas educativas se ha de tener en cuenta tres pilares fundamentales:
Calidad
Equidad
Participación
Luego define la calidad de la educación como:”aquella propiedad o conjunto de propiedades inherentes a una cosa que permite como mejor, igual o peor que otras de su misma especie”.
Considera las variables para medir la calidad las siguientes:
Calidad de diseño
Calidad de conformidad
Calidad de disponibilidad
Calidad de servicio al usuario
Para terminar el autor expresa que “tanto las pruebas SIMCE como de ingreso a la Educación Superior se preocupan de calidad de conformidad para preguntar sobre la calidad de la educación”.
Termina diciendo: “Estos aspectos no son más que intentos para apreciar la calidad de la educación de “alguna forma” (entre comillados míos). Sigue: “En otros términos, es un modo de aproximarnos a algún tipo de esquema que nos entregue una visión del mundo educacional”. Hasta ahí la cita del autor del texto.
Justamente, la última conclusión para mi es la debilidad del acercamiento, pues son estos criterios para evaluar la calidad de la educación los que la OCDE ha cuestionado en su estructura.
Según este organismo de evaluación externa la educación chilena presenta serios problemas en las pruebas de ingresos a las universidades, en el costo de los estudios y en la equidad del sistema que resulta ser altamente discriminatorio.(El Mercurio, 2009)
Desde esta perspectiva es que quiero plantear mis aportes en torno al concepto de calidad de la educación en Chile. Como lo he dicho al principio de esta reflexión, es un tema que me toca personalmente. Lo he vivido, lo he sufrido. Primero por ser egresado de un colegio público- ha mucha honra- luego, por pertenecer a la primera generación que estudio con “crédito universitario”, y finalmente, por tener que pagar el “crédito” con sueldo de profesor. De allí la necesidad de la catarsis.
El autor menciona que los criterios de la calidad de la educación en Chile se entrecruzan con criterios culturales, políticos e ideológicos. Es justamente en relación a esto último que urge mencionar que el sistema educación chileno está ideológicamente sustentado en la economía de libre mercado. Por eso es que, cuando se pretende criticar el lucro, al Presidente Piñera y sus ministros les parece extraño que se pretenda cuestionar una verdad que es incuestionable. El lucro forma parte de la sociedad de libre mercado. Por eso mismo, no está en cuestión. Las soluciones han de ir por otro lado. Pero los estudiantes, justamente, están cuestionando un sistema que a la larga a resultado perverso. La economía globalizada, en la cual Chile se ha insertado de manera privilegiada, ha dado lugar a un sistema económico mundial altamente volátil e injusto. Hoy día hay mayor desequilibrio en la distribución de la riqueza en el mundo. Es así que, en este sistema, los ricos se han vuelto más ricos y los pobres más pobres (Walker, 2011).
En cuanto a la cobertura, efectivamente la educación chilena la ha mejorado; sin embargo, ello no ha ido aparejado con la calidad. Pues se olvidó que a la par había que mejorar “los contenidos y la capacitación docente”. Para mejorar la calidad de la educación hay que tener una mirada sistémica. No sólo hay que cambiar la infraestructura de los colegios, o mejorar los sueldos a los profesores (como se hizo durante los gobiernos de la concertación) o dotar de una red virtual para la educación (como e hizo en el gobierno de Lagos) o dotar de medios tecnológicos a los colegios o premiar a los estudiantes con ellos. Se requiere también pensar en la formación de los docentes. Y que, además, todo este acompañado con preparar a los docentes en ejercicio para el cambio que implica mejorar la calidad de la educación. (Fullan,2002)
A lo anterior, entonces, habrá que agregar la “calidad y eficiencia del sistema” y mejorar la “calidad y gestión pedagógica y administrativa. Otro de los serios problemas que presenta la educación chilena, dice relación con lo mencionado anteriormente, el lucro se ha instalado indiscriminadamente. A tal punto que una familia chilena de clase media está gastando un alto porcentaje de su presupuesto en educación para sus hijos. Además, la educación es altamente centralizada, las decisiones aún son tomadas desde el Ministerio de Educación, dando poco margen para que las decisiones se tomen a nivel local.
Otro de los serios problemas que tenemos es que la educación técnica está en una grave crisis, pues, primero la administración le fue entregada a tercero y, segundo, no tienen la implementación necesaria formar estudiantes con los conocimientos técnicos que requiere el mundo del trabajo. Se agrega a lo anterior que, los Centros de Formación Técnica, por años han sido postergados en la entrega de becas para sus estudiantes.
Todo lo anterior por supuesto, afecta a los jóvenes de menores recursos, que estudian en colegios públicos y tienen pocas o nulas posibilidades de acceder a una educación de calidad que les permita, luego, la anhelada “movilidad social”. Efectivamente, estamos, postergando el futuro de los jóvenes. No hay una “congruencia entre crecimiento y desarrollo”.
Revisemos algunos aspectos relativos a los “Factores Explicativos Alterables y No Alterables de la calidad de la educación”.(Urrutia, 2011)
En cuanto a los Factores Explicativos No Alterables. Quiero mencionar que es posible mejorar la calidad de la formación del docente entregando incentivos a la formación permanente de éste. Lo cual en este momento no ocurre (si bien ayuda la evaluación docente, es un instrumento que debe ser mejorado). Tiene que haber una mayor oferta de formación docente en cuanto a la educación continúa. Uno de los factores que afecta a esto es que en nuestro país no se ha instalado la idea de que las en una sociedad cambiante como la actual las personas deben estar continuamente aprendiendo.
Sobre los Factores Explicativos Alterables.
El sistema debe crecer en una mayor participación de los profesores en las escuelas. Que el alumno participe activamente en el proceso de aprendizaje, esto implica un cambio en los paradigmas educativos. Este es un cambio que aún queda por realizar, y que dice relación  con la formación que han recibido los profesores/as y con la falta de incentivo que tienen ellos para seguir perfeccionándose en el proceso de enseñanza aprendizaje. No sólo hay que querer el cambio, hay que gestionarlo. He aquí una de las grandes debilidades  de nuestro sistema educativo.
Junto con lo anterior, aún queda como parte del pasado político y educativo, las relaciones verticales, la desconfianza, las relaciones distantes de los profesores /as y alumnos/as. Predominan relaciones verticales altamente jerárquicas que excluyen diálogo y la participación. Esto es lo que resienten los estudiantes. Se requiere también un cambio en este ámbito.
Como lo he mencionado anteriormente, no existe en el sistema “políticas, programas y estrategias orientadas al desarrollo del personal docente”. Como no existe tal cosa, tampoco el docente se siente motivado a buscar una mayor capacitación.
Para mejorar la educación debe mejorar también la estimulación del alumno en función del desarrollo psicobiológico. Esta es otra de las carencias del sistema. Se ha enfatizado más bien la obligación, el aspecto punitivo que la motivación en el aprendizaje.
Otro elemento que todavía se tiene que mejorar dice relación con las expectativas que los profesores tienen de sus estudiantes, según los estudios, de ello depende el aprendizaje que los estudiantes alcancen en una determinada materia.
Otra variable, que ha de mejorarse es el nivel de lectura y comprensión que presentan los estudiantes en la educación chilena. Esto tiene que mejorar sustancialmente. Ya que de ello depende que el estudiante pueda mejorar sustancialmente su rendimiento.
Finalmente, al hoy día se tienen una muy baja participación de los padres en el apoyo al aprendizaje de sus hijos. Eso hay que corregirlo. Estos deberán participar en mayor medida, de tal forma que los aprendizajes mejoren sustancialmente.
Concepción, 02 de Agosto del 2011
Campus universitario
Pedro Seguel Garrido.
Bibliografía:
Brunner, J.J. (2009, Abril 12) Informe OCDE y choque de particularismos en la educación superior. [En línea]. José Joaquín Brunner. ˂http://mt.educarchile.cl/MT/jjbrunner/archives/2009/04/informe_ocde_y.html˃ [2011, Agosto 02]
Chernín. A. (2011, Julio 03). La nueva forma de protestar. La tercera. [En línea] www.la tercera.cl ˂http://papeldigital.info/elsemanal/index.html?2011070301#˃[2011, 02 Agosto].
Fullan, M. El significado educativo: un cuarto de siglo de aprendizaje. Ontario Institute for Studies in Education de la Universidad de Toronto. [En línea] ˂http://www.ugr.es/~recfpro/rev61ART1.pdf˃[2011, Agosto 02]
Leiva, E.P. (2011). Equidad, calidad y lucro en el puzle de la educación superior pública. Le Monde Diplomatique. Año XI, número 120. 40 páginas.
Santos, M.A. (2006). La escuela que aprende. 4ª ed. Ediciones Morata, S.L.
Urrutia,J.(2011) Fundamentos teóricos para la construcción de estándares de calidad en la educación. Revista temas pedagógicos,v.6, p.47.[En línea]. Temas pedagógicos.  ˂http://www.umce.cl/revistas/temaspedagogicos/temas_pedagogicos_n06_a04.html˃[2011, Agosto 02]
Walder, P. (2010). Chile: un campo de golf rodeado de mediaguas. Los grupos económicos y empresarios más ricos. . Le Monde Diplomatique. Año X, número 110, Agosto 2010. 40 páginas.
  - (2011, Agosto 02) Políticas y propuestas de acción para el desarrollo de la educación chilena. El Mercurio. Pp.C6 y C7.

Clase PROGRAMA DEL CURSO

Alumnas: En la primera clase revisaremos el programa del curso, objetivos, metodología de trabajo evaluaciones y bibliografía.

Les dejo el programa del curso
PROGRAMAS DE LOS CURSOS O ASIGNATURAS DE LA CARRERA

Nombre asignatura

PROBLEMAS Y DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN CONTEMPORÁNEA

Carácter de la Asignatura (Obligatoria/Electiva)

OBLIGATORIA    

Prerrequisitos
NO TIENE 

Ubicación dentro del plan de estudios (Semestre o año)
Quinto Semestre


Objetivos de la asignatura
A. OBJETIVO GENERAL:

Al término del curso, el alumno será capaz de:
Comprender el significado de pluridimensional de la problemática educativa con el propósito de relacionar variables que inciden sobre la realidad educativa.

Generar actitudes tendientes a desarrollar una visión integradora de la realidad que genere propuestas de acción en el campo de la educación.

B. OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Al término de la unidad,  el alumno será capaz de:

Unidad I: RELACIÓN ENTRE EDUCACIÓN Y LAS ESFERAS SOCIALES.
Caracterizar la situación actual educativa detectando las principales problemáticas.
Analizar las relaciones entre realidad educativa, conocimiento y contexto actual.
    Unidad II :LA GLOBALIZACIÓN Y LA CRISIS EDUCATIVA

Identificar características y factores que inciden en la crisis educativa.
Comprender el carácter socio-histórico de las funciones de la educación.
Visualizar las desigualdades existentes y la falta de equidad en la educación.

Unidad III: SOCIEDAD Y EDUCACIÓN
Analizar el proceso de socialización a la luz de los sectores de vulnerabilidad social.
Comprender el carácter formativo de la experiencia escolar.
Visualizar la escuela como un sistema cultural con identidad propia.

   Unidad IV: EDUCACIÓN Y NUEVOS HORIZONTES CULTURALES.
Distinguir enfoques teóricos que permitan analizar la relación educación comunicación.
Analizar las nuevas formas de relación que se dan entre la educación y comunicación en 
Analizar el impacto de la educación parvularia en el desarrollo integral del hombre.

Contenidos de la Asignatura
Por unidades o módulos
UNIDAD I: “RELACIÓN ENTRE EDUCACIÓN Y LAS ESFERAS SOCIALES”
                       (16 horas pedagógicas).                     
         1.1  Problemáticas educativas y proceso de problematización.
         1.2  Conceptualizaciones preliminares. Realidad, conocimiento y contexto social.
         1.3 Multidimensionalidad y sobredeterminación de las problemáticas educativas.

UNIDAD II: “LA GLOBALIZACIÓN Y LA CRISIS EDUCATIVA”. ( 26 Hrs. Pedagógicas)        
         2.1   Globalización y puntos de inflexión de la modernidad.
         2.2    Crisis económica y crisis antropológica.
         2.3 Caracterización de la crisis Educativa actual.
         2.4 Funciones de la educación en la desigualdad y en la falta de equidad.

UNIDAD III: “SOCIEDAD Y EDUCACIÓN”. (10 Hrs. Pedagógicas).    
         3.1 La educación y su función socializadora en contextos de pobreza.
         3.2  La escuela como sistema cultural.
         3.3  La experiencia escolar y su carácter formativo.   
         3.4 La Educación Parvularia y su campo de acción.

UNIDAD IV: “EDUCACIÓN Y NUEVOS HORIZONTES CULTURALES” 
                         (20 Hrs. Pedagógicas.)
4.1 Formas históricas de cultura (oral, escritura, cibernética) y su relación con las personas.
4.2 Culturas emergentes y el declive de las instituciones.
4.3 Nuevas formas de relación comunicación y educación: enfoques teóricos y problemas actuales.
4.4 La integración de las comunicaciones y la tecnología en las prácticas educativas.
4.5  El impacto de la Educación Parvularia en el desarrollo integral del hombre. 


Métodos de instrucción que serán usados en la asignatura
Formular distinciones relevantes, si la hubiera, entre las técnicas de instrucción que se aplicarán a los estudiantes diurnos y vespertinos (llenar formularios separados)

  I.- CLASES EXPOSITIVA: Exposición por parte del profesor del tema central de cada unidad o asunto de la clase. Es un ejercicio memorístico que acompaña al verbalismo del docente. Puede acompañarse con la participación analítica de los estudiantes y apoyo de recursos didácticos audiovisuales.

1.1 Indagación: Estrategias que centra su acción en búsqueda de información significativa para un determinado problema o asunto de clase. Trabajo del estudiante mediante el desarrollo de lecturas en forma individual que serán evaluadas. Presentación de trabajos en forma individual y en grupos.
1.2 Argumentación: Consiste en indagar el conocimiento del alumno pidiéndole que argumente sobre un tema dado de la materia en estudio. Se utiliza como interrogatorio diagnóstico para verificar aprendizajes anteriores, como método de rectificación de los aprendizajes erróneos o como complementación cuando aparecen carencias.
1.3 Discusión: Estrategia didáctica fundamentalmente activa que exige la participación de los alumnos en la elaboración de conceptos y en la realización de la clase.
1.4 Debate: Se presentan posiciones contrarias alrededor de un tema, debiendo cada                                                                                                                                                                                                                             estudiante o grupo de ellos defender sus puntos de vista.
1.5  Estudio Dirigido: Dirigir el trabajo del alumno durante las clases para hacerlo más efectivo. Se involucran técnicas de comprensión de lectura, uso de diccionarios, entre otros.
1.6  Uso de Textos: Lectura concentrada para comprender un texto relacionado con la materia en estudio; puede ser silenciosa, en voz alta, grupal o individual. Debe ser precedida de prelectura que capacite a los estudiantes para tener una pequeña aproximación.

  Métodos de evaluación
Describir los métodos de evaluación para medir los objetivos propuestos en la asignatura.
Formular distinciones relevantes si las hubiera, entre las técnicas de evaluación que se aplicarán a los estudiantes diurnos y vespertinos (llenar formularios separados)

  I.-   PROCEDIMIENTOS DE EVALUACIÓN
1.1 Pruebas:
      1.1.1 Escritas.
1.2 Observación: 
       1.2.1  Espontánea
1.3 Documentos y trabajos de los estudiantes.
       1.3.1 Confección de fichas bibliográficas, mapas conceptuales, prácticos, investigación, bibliográfica y otros.

     II.- TIPOS DE EVALUACION
2.1 DIAGNÓSTICA: 
- Al inicio del curso o durante el proceso con el objeto de detectar conocimientos previos, capacidades e intereses de los estudiantes, y relacionados con los temas a tratar.
2.2 FORMATIVA: 
- Mediante la observación permanente de los ensayos musicales realizados por las alumnas  tendientes a corregir errores y valorar los aciertos, promoviendo la autoevaluación y co-evaluación.
2.3 SUMATIVA:
- La ponderación de las pruebas parciales corresponderán al 60%  de la nota de presentación a examen, y el porcentaje restante a los documentos y trabajos de los estudiantes realizados durante el proceso de enseñanza aprendizaje, lo cual implica que cada docente asignará una ponderación de acuerdo a los énfasis considerados durante el desarrollo de la asignatura. 

Bibliografía obligatoria

Bibliografía mínima obligatoria (señalar autor, título, editorial y año)

Ejemplares
disponibles por
jornada Otras carreras que utilizan este libro
- Bourdieu, P (2003), Capital Cultural, escuela y espacio social, Buenos Aires  S: XXI.

- Coll, C (1990), Aprendizaje escolar y construcción del conocimiento, Barcelona, Paidós.

- García H. Zúñiga L, (1990), ¿Qué pueden esperar los pobres de la educación? Santiago de Chile. CIDE.

- Reveco. O. (1994), Fortalezas Institucionales de la Educación de Párvulo para enfrentar los desafíos de la calidad, equidad y 
     cobertura. Ponencia, IV Simposium JUNJI Santiago de Chile.

Bibliografía complementaria
Bibliografía mínima complementaria (señalar autor, título, editorial y año)
Ejemplares
disponibles por
jornada Otras carreras que utilizan este libro

- García H. Zúñiga L, (1990), ¿Qué pueden esperar los pobres de la educación? Santiago de Chile. CIDE.
- López G., Assael J. Neumann E., La cultura escolar ¿Responsable del Fracaso? PIIE, Santiago de Chile.